En la producción de las pastas y galletitas Grimaldi se unen exitosamente las más modernas técnicas de elaboración con materias primas de primerísimo calidad, en recetas tradicionales de la gastronomía italiana.

La mejor harina y el mejor semolín se amasan con huevos frescos, producidos en una granja propia. Luego los productos son elaborados y procesados con los métodos más avanzados.

Todo el proceso está controlado, vigilando perfectas condiciones de higiene y el cumplimiento de los objetivos en el nivel nutricional previsto.

El secado, uno de los pasos más importantes en la elaboración de las pastas, se hace a altísimas temperaturas y con un estricto control de calidad  q abarca toda la producción –desde la recepción de la materia prima hasta el envasado y almacenamiento-.

Estos factores de calidad y tecnología contribuyen a producir la mejor pasta de Argentina al estilo Italiano.

El control de calidad de los productos Grimaldi tiene tres puntos clave:

Materia Prima

Los productos básicos que llegan a la empresa son analizados por el Laboratorio de Control de Calidad. La selección de las muestras, en el caso del semolín para la elaboración de pastas o de las harinas para las galletitas, se efectúa mediante una extracción por tolva.

En la manteca y la grasa, utilizadas en la producción de galletas, el Laboratorio determina los caracteres físicos y organolépticos, además de otros test vitales para determinar la óptima calidad.

El agua empleada en la elaboración de los productos Grimaldi es controlada diariamente y la planta posee un sistema propio de potabilización que garantiza su pureza. Las otras materias primas empleadas, pasan igualmente por los rigurosos análisis de calidad previstos.

Si alguno de todos los elementos básicos a utilizar por la empresa Grimaldi no cumplen con las especificaciones de calidad requeridas, el producto es rechazado.

Proceso de elaboración

La calidad de la pasta Grimaldi comienza desde la materia prima: el mejor semolín y los mejores huevos frescos seleccionados de su propia granja, pasteurizados con los métodos más avanzados.

Además, su proceso de secado a altísima temperatura y su control de calidad durante la elaboración hacen que las pastas Grimaldi reúnan las más perfectas condiciones de sabor, higiene y valor nutritivo. Para determinar la calidad en el proceso de producción se evalúan factores como la humedad, textura, olor, color y sabor.

 

 

Producto Terminado

El laboratorio controla diferentes parámetros en los lotes ya envasados como ser la humedad final, cantidad de colesterol y exámenes bacteriológicos según el tipo de pasta o galletitas. En caso de detectarse cualquier tipo de anomalía, por pequeña que fuera, la partida es desnaturalizada.

Todos los parámetros de calidad determinados en los productos son archivados para control interno.